Nuevo Proyecto de Extensión busca la promoción socio-educativa de mujeres en situación de vulnerabilidad

23 de agosto de 2017, 13:00.

Nuevo Proyecto de Extensión busca la promoción socio-educativa de mujeres en situación de vulnerabilidad

Ampliar imagen


Se trata del Proyecto de Extensión "Promoción Socio-Educativa de mujeres en situación de vulnerabilidad", que busca colaborar en el fortalecimiento de la dignidad humana de las mujeres de la calle, con el objeto de contribuir al mejoramiento de su calidad de vida. Está a cargo de las Profesoras Gabriela Marchesini y Fabiana Haydee Delicio. Comenzó el sábado 26 de agosto en la Casa de la Asistencia, Ciudad.

El Proyecto de Extensión "Promoción Socio-Educativa de mujeres en situación de vulnerabilidad" tiene como objetivo fortalecer el trabajo en el ámbito educativo que, de modo incipiente, lleva adelante el Grupo Guadalupe, equipo interdisciplinario que desarrolla sus actividades en la zona roja de la capital mendocina y que destina sus esfuerzos a promover socialmente a mujeres en situación de vulnerabilidad.  

El Grupo Guadalupe funciona desde el 06 de junio de 2005. Nació por iniciativa de un sacerdote diocesano que acompañó al Equipo Interdisciplinario hasta mayo del año 2014. Desde entonces, el proyecto comenzó a pertenecer a la Pastoral Social del Arzobispado de Mendoza y tiene su sede en la Casa de Asistencia del Convento de La Merced, con un equipo compuesto por 3 docentes, 2 psicólogos, 1 psicóloga social y 1 abogado.

La población destinataria de esta propuesta se acota a las mujeres que se encuentran trabajando en la calle, y está constituida por el grupo de mayor riesgo social de la cuarta sección de la ciudad de Mendoza, de una amplia franja etaria (entre los 17 y los 60 años) y cuyo número asciende a unas 180 personas, aproximadamente, provenientes especialmente de los Departamentos de Las Heras, Guaymallén y Capital.

El aporte específico del Proyecto de Extensión consistirá en la realización de un diagnóstico de la trayectoria educativa de las mujeres beneficiarias para estimular y promover su reinserción en el sistema formal. En este sentido, se procurará el ingreso de algunas de ellas a estudios universitarios en la Facultad de Educación (dato que resulta del diagnóstico participativo realizado).

Se ofrecerá, finalmente, a través de talleres de oficios -liderados por las mismas mujeres- capacitación en educación emocional como posibilidad de fortalecimiento de la autoestima y para abrir los horizontes de alternativas personales en el campo laboral.