Se realizó el Conversatorio sobre el rol de la mujer en nuestras aulas

23 de agosto de 2018, 11:57.

Se realizó el Conversatorio sobre el rol de la mujer en nuestras aulas

Participaron como expositores: Mgter. Silvia Sosa de Esteves, Natalia Ziperovich y Juan Suriani, docentes de la Facultad de Eduación. Ampliar imagen


El pasado miércoles 22 de agosto se realizó el Conversatorio “LA MUJER: estudios propuestos y análisis en los programas de Formación Docente actual”. El mismo tuvo lugar en sede Campus de la Facultad de Educación y estuvo a cargo de la Profesora Mgter. Silvia Sosa de Esteves. Participaron estudiantes, egresados, profesores y personal de apoyo académico.

Enmarcado en el programa de actividades de la Universidad Nacional de Cuyo en conmemoración de los 100 años de la Reforma Universitaria, es el segundo conversatorio que se hizo en la FED. 

Como introducción, la Profesora de la Facultad, Mgter. Silvia Sosa de Esteves, realizó una contextualización respecto de la participación de la mujer 100 años atrás en la Universidad Argentina y en Mendoza. 

LA REFORMA UNIVERSITARIA MIRADA DESDE EL PRESENTE. Una posible NUEVA AGENDA

 

Los cien años que nos distancian del inicio de la Reforma confirman que las universidades están lejos de cumplir la función científica, social y democrática que anhelaron los primeros líderes. Pero si ello indica que la Reforma no ha perdido vigencia, la invisibilización de la cuestión de género que recorrió al movimiento llama a una reformulación urgente.

El desafío es incorporar la igualdad de las mujeres en las universidades y en la sociedad toda. A partir de recientes reclamos feministas, en lo últimos años algunas universidades latinoamericanas han aprobado Protocolos de género, en los que se estipulan los procedimientos jurídicos para visibilizar y erradicar la violencia y el abuso de poder de los varones sobre las mujeres y otras identidades genéricas. Para su aplicación las universidades han conformado Secretarías de Género a cargo de profesionales capacitados. La búsqueda de una educación mejor y más democrática, el funcionamiento efectivo y correcto de esas Secretarías y de los Protocolos de género se convierten no solo en una reivindicación feminista sino también en una actualización urgente de la Reforma.

Cuando en 1918 estalla la Reforma Universitaria, ya había numerosas estudiantes y graduadas que reclamaban la igualdad entre los sexos.

El pedido por el ingreso a la universidad de las mujeres podía haber confluido con la democratización de la universidad y de la sociedad por la que bregaba la Reforma. Pero el desencuentro fue tal que se registraron muy pocas mujeres entre los líderes reformistas de Latinoamérica – la peruana Magda Portales y la argentina Mica Feldman, entre ellas,- y no se incluyó como parte de las reivindicaciones reformistas la eliminación de los obstáculos para la educación de las mujeres”(Bustelo Natalia, 2018)

.

.

.

.

.

.

.

.