Nuevo edificio: cumpliendo un sueño

diciembre 21 2016 20:40.

Nuevo edificio: cumpliendo un sueño

Entrada principal del nuevo edificio ubicado entre el Comedor Universitario y la Facultad de Derecho. Ampliar imagen


Las obras del nuevo edificio avanzan con éxito. Proponemos hacer un recorrido en el tiempo desde la colocación de la Piedra Fundamental hasta el estado actual de la construcción. Visitá la galería de fotos del nuevo edificio ubicado en el campus de la UNCUYO, entre la Facultad de Derecho y el Comedor Universitario.

Plan de transición 2017

En la Jornada Institucional del martes 20 de diciembre de 2016 se compartieron las imágenes de los avances en la construcción del nuevo edificio y las pautas para el traslado de algunas de las áreas, carreras y comisiones.

Durante los meses de febrero y marzo las actividades académicas y administrativas se desarrollarán normalmente en la sede de Sobremonte 81, de la Ciudad de Mendoza.

Una vez inaugurado el nuevo edificio -lo cual dependerá, entre otros factores, de licitaciones y compras varias-, las actividades se desarrollarán simultáneamente en ambos edificios.

Les recordamos que las pautas compartidas en la última Jornada Institucional del 2016 son TENTATIVAS y están sujetas a modificación, por lo que solicitamos a la comunidad educativa visite regularmente la web institucional para mantenerse informada sobre los pasos a seguir.

Apelamos a vuestra paciencia, disposición y buena voluntad: HACEMOS EDUCACIÓN, SOMOS EDUCACIÓN; velemos por una transición ordenada y pacífica en pos de cumplir este sueño colectivo.

El camino recorrido

La concreción del inicio de la construcción del nuevo edificio ha sido una demanda por la que toda la comunidad educativa de nuestra Facultad ha trabajado durante años.

Durante la gestión de la Decana de mandato cumplido, Prof. Norma Pacheco, se inició y aprobó la Res. Nº 664 del año 2010, mediante la cual el Consejo Superior de la Universidad aprobó el Plan de Obras de Ejercicio 2010-2011 con su Programa de Superficies y Usos de la Facultad de Educación Elemental y Especial. El Estudio Martínez y Asociados Arquitectos, firma encargada de diseñar el proyecto del nuevo edificio, debió adaptar el que fuera presentado y contemplado en dicho Plan de Obras oportunamente, debido al cambio de terreno dentro del campus para el emplazamiento del edificio.

A partir de ese momento y con la asunción de las actuales autoridades en 2011, éste se convirtió en un objetivo permanente de esta gestión y un desafío administrativo, económico y financiero. Esto porque, a las dificultades de espacio y funcionalidad del actual edificio, se suma la imposibilidad de realizar una ampliación en el predio que ocupa.

Así, en cumplimiento de la normativa vigente y aplicable a estos casos, Ord. Nº 4/1972 y Nº 4/1973, el proyecto adaptado fue puesto a consideración de la Dirección General de Obras y Construcciones del Rectorado de la UNCUYO, la que, en la persona del Arq. Carlos Alonso, se expidió realizando importantes críticas al mismo.

Se encontraron numerosas debilidades en el planteo de partida, de las circulaciones horizontal y vertical, de las aulas, los materiales y la flexibilidad. El informe finalizaba con recomendaciones generales orientadas a la necesidad de introducir modificaciones en el proyecto presentado.

En virtud del estudio realizado por la Dirección de Obras de la Universidad y ateniéndonos a la responsabilidad asumida como gestores de la concreción del anhelado y necesario edificio en el campus de la UNCUYO -que ha significado un gran costo en todos los sentidos para nuestra comunidad educativa- es que arbitramos todos los medios para superar estos condicionantes y carencias.

Así fue como iniciamos una ronda de reuniones entre autoridades, encargados de área y profesionales a cargo del proyecto, con la finalidad de ver concretado el proyecto de edificio que todos nos merecemos.

Luego del relevamiento e informe sobre la cantidad de oficinas y relación entre ellas, divisiones, espacios, agrupación de áreas y cantidad y tipo de usuarios de los espacios, el Estudio de Arquitectos citado planteó un rediseño del proyecto en respuesta a las necesidades de cada oficina y nuevas estructuras.

A lo expuesto, se sumó que desde Rectorado se nos informó que el presupuesto presentado a principios de 2011 se excedía por mucho en lo destinado por el Consejo Superior de la UNCUYO, por lo que se procedió a una reformulación del mismo. Al pormenorizado y atento estudio realizado por los Arquitectos y responsables de Obras designados a tales efectos, se añadió el pedido de una tercera reformulación del presupuesto, solicitada nuevamente por Rectorado, con el propósito de llegar a un presupuesto oficial cercano a los fondos disponibles.

Nuestro compromiso y constancia dieron sus frutos: luego de este extenso camino recorrido, por Res. 209-REC del 6 de febrero de 2014, se autorizó el llamado a Licitación Pública para la construcción del nuevo edificio.

Así, el martes 22 de abril de 2014 con la presencia del Coordinador de Infraestructura, Mantenimiento y Servicios de la UNCUYO Ing. Alejandro Martí; el Director de Logística y Administración Sr. Hugo Peme, la C.P.N. María del Valle Villar y la Decana Mónica Castilla más los oferentes, se procedió a la apertura de sobres conteniendo la documentación presentada por cinco empresas de Mendoza, de amplia trayectoria en el medio.

Sin embargo, a finales de ese año, la Coordinación de Infraestructura, Mantenimiento y Servicios de la UNCUYO solicitó un reajuste del presupuesto oficial, es decir, del destinado por el Consejo Superior inicialmente, con el objeto de asegurar la continuación del proceso licitatorio.

Los inicios de la construcción: Piedra Fundamental del nuevo edificio de la Facultad

El jueves 14 de mayo del año 2015 se colocó una piedra fundacional y una cápsula del tiempo en el terreno donde se hoy se encuentra en construcción el nuevo edificio, entre la Facultad de Derecho y el Comedor Universitario.

Una cápsula del tiempo es un recipiente hermético construido con el fin de guardar mensajes y objetos del presente para ser encontrados por generaciones futuras. En nuestro caso, la intención es que sea recuperada y abierta dentro de 20 años a partir de la fecha de colocación.

La cápsula contiene elementos afectivos y cotidianos como tizas, semillas, lapiceras, hojas y algo personal de cada oficina. También pergaminos con las firmas de docentes, graduados, estudiantes y personal de apoyo docente, y un dispositivo electrónico con fotos de toda la comunidad de la Facultad.

El nuevo edificio

El proyecto final contará con una superficie total de 10.183 m2 a ejecutar en distintas etapas. La primera de ellas suma una superficie de 3.391,10 m2 e incluye, entre otros espacios, una plaza central como espacio de recreación y lugar de reunión.

Para la primera etapa está prevista una construcción de una planta baja, un primer piso y un subsuelo.

En la planta baja se ubicará un sector de Gobierno y oficinas administrativas. Además habrá un subsuelo en el que se proyectó un espacio de mantenimiento que también incluye salas de máquinas, baños del personal de maestranza, archivos y dirección de mantenimiento.

También habrá un primer piso en el que se ubicarán aulas de cursado teórico y el área de Informática.

Para la segunda etapa está prevista la construcción de la totalidad de los metros cuadrados.

¡Los invitamos a recorrer la galería de imágenes!

Imágenes de la construcción del nuevo edificio